{ Biblia } { Fe } { Esperanza }

Lo más leído...

User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Cuadro de texto: 30-10-2016La Reforma Protestante

¿Sabe usted qué celebramos los creyentes  este 31 de Octubre? – ¡El día de las nueras dicen las suegras! (Eso es por dejar tranquilas a las suegras ya que siempre las molestan desde el púlpito).

¿Halloween o el día de las brujas? -¡No es Halloween  tampoco!, esa es una celebración pagano, con un trasfondo ocultista o Satánico,  en la cual ningún creyente seguidor de Jesucristo debe participar, mucho menos sus hijos (así que no le ande comprando mascaras a sus hijos para que sean parte de esa celebración…)

Lo que debemos recordar los creyentes es un evento muy importante que ocurrió el 31 de Octubre del año 1517 el cual trajo la Luz de Jesucristo y de su palabra  en un periodo de oscuridad o de oscurantismo religioso ¿Sabe a qué hecho histórico me refiero? –Al día en el que comenzó la reforma protestante.

Abra su biblia en la carta a los Romanos, capitulo 1, en la cual se encuentra el famoso pasaje que nuestro Dios usó para abrirle los ojos al Monge Católico Martín Lutero, quien intentaba con todo su corazón acercarse a Dios por sus propios esfuerzos: castigando su cuerpo, haciendo largos ayunos, repitiendo muchas oraciones, pidiendo la intercesión de los santos… pero nada de eso  podía traer paz y seguridad a su corazón… se dice que llegó a hasta pensar que Dios era cruel y que no lo amaba,  porque era imposible por mucho que él hiciera, acercarse a Dios y que Dios lo aceptara.   Hasta que un día, siendo profesor de Biblia, le tocó enseñar sobre la epístola a los Romanos…

Lea conmigo Romanos 1: 13-17

13 Pero no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros (pero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás gentiles.

14 A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor.

15 Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma.

16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.          [También se encuentra en Habacuc 2:4]

-Esas palabras resonaron en la mente y el corazón de Lutero “Más el justo por la fe vivirá”… y le permitieron entender la única manera en la cual un ser humano pecador (como ustedes y yo) podemos acercarnos a un Dios santo y perfecto, es por gracia (por el regalo de Dios, no es algo que  merezcamos  o que podamos comprar), es por medio de la fe en la Persona y obra de Jesucristo  ¡Amen!

¡Eso cambió la vida de Lutero!

El contexto de la reforma  

Para poder entender la razón por la cual surgió la reforma protestante, es necesario conocer un poco el contexto político, religioso y social que sirvieron de detonadores para que el 31 de Octubre del  año 1517,  el Monge Agustino  Martín Lutero clavara en la puerta de la iglesia de Wittenberg[1] sus 95 tesis (o 95 propuestas) en las que confrontaba y desbarataba las enseñanzas de la Iglesia Católica en cuanto a salvación del ser humano y otros importantes temas doctrinales.

La Iglesia Católica Romana era la máxima autoridad en asuntos de fe y conducta para las personas que vivieron en esa época, pero su poder no solamente era religioso, sino también político;  a tal punto que quien se oponía a la Iglesia, también se estaba oponiendo al gobierno, la iglesia tenia tal  autoridad que podía castigar y hasta matar a aquellos que se atrevieran a contradecir o a oponerse a sus enseñanzas.

Pero ¿Cómo llegó la Iglesia  Católica a tener tanto poder?  

Si usted ha leído la  historia Bíblica,  en los primeros siglos la Iglesia Cristina fue cruelmente perseguida por el imperio Romano por proclamar a Jesús como Rey y Señor. Decir -Jesús es mi Señor - en presencia de un gobernante o un Cesar Romano, era ganarse la cárcel, el sufrimiento o hasta el martirio.  Muchos creyentes perdieron sus vidas por negarse a decir que César era el “señor”… ellos prefirieron morir torturados a negar el Señorío de Jesús en sus vidas. –La iglesia fue perseguida.

Pero  allá por el año 315 DC, la situación de la iglesia cristiana cambió con la supuesta conversión al cristianismo de un famoso emperador romano llamado Constantino. Este emperador decide nombrar al cristianismo como “la iglesia o religión oficial del estado” mezclando así la religión con el gobierno y causando que la iglesia se corrompiera.

Es aquí donde la palabra “Católico” –que significa universal- y que hacía referencia a la iglesia “universal e invisible” de Cristo, compuesta por todos los creyentes nacidos de nuevos (salvos por gracia, por medio de la fe  en Jesús, Ef. 2:8), comienza a asociarse de manera equivocada  con la iglesia de Roma… de ahí surge el nombre “Iglesia Católica Romana”

La Iglesia Católica, Apostólica y  Romana, había igualado la autoridad de la tradición humana al mismo nivel del de las Sagradas Escrituras (y lo continúan haciendo hasta el día de hoy), de tal manera que ellos podían enseñar cualquier doctrina (aunque no tuviera fundamento bíblico) y era aceptada y obedecida como palabra de Dios.

¿Por qué se le llama Apostólica? La razón es que la  Iglesia Católica continúa sosteniendo la “Sucesión Apostólica”, es decir la trasferencia de la autoridad de los apóstoles a sus sucesores por medio del Papado, de ahí que ellos afirman que el primer papa fue el Apóstol Pedro y que el papa es la cabeza visible de la iglesia y por lo tanto la máxima autoridad que representa a Cristo en la tierra (con un aproximado de 266 papas hasta el 2016 con Francisco)

¿Cuál es el problema con la sucesión apostólica?

Quiero leerle un párrafo que escriben los hermanos del ministerio Got Questions[2] acerca de la sucesión apostólica:

Es por esta sucesión apostólica que la Iglesia Católica Romana reclama una autoridad única para interpretar la Escritura y para establecer la doctrina; así como la afirmación de tener un líder supremo en el Papa, el cual es infalible (sin error) cuando habla “ex cátedra” – esto es en el ejercicio de su oficio como pastor y maestro de todos los cristianos. Por lo tanto, de acuerdo con la postura católica romana; la enseñanza o tradiciones de la Iglesia Católica Romana, habiendo provenido del Papa, son tan infalibles y autoritativas como las mismas Escrituras. Esta es una de las mayores diferencias entre los católicos romanos y los protestantes, y fue una de las razones fundamentales para la Reforma Protestante.

Pero… ¿Sólo la Iglesia católica enseña la sucesión apostólica? ¡Claro que no! ahora hasta los evangélicos lo hacen a través de  las nuevas corrientes y movimientos neo-pentecostales,  hablan del “Apóstol”, refiriéndose a  alguien cuya autoridad  está por encima de la de los pastores y de las iglesias locales, hablan de la famosa “Cobertura apostólica”, es decir que una iglesia local necesita estar en sujeción y bajo la cobertura de un pseudo “apóstol” a quien hay que obedecerle sus enseñanzas, darle todos los honores, las ofrendas y la obediencia que  su cargo se merece… ¿Qué es eso? – Es la misma práctica católica, pero ahora modernizada por los evangélicos. Si Martín Lutero viviera en nuestra época ya hubiera comenzado una reforma en la iglesia evangélica moderna ¿no le parece?

Aclarando un poco esto de los apóstoles.

De acuerdo a la biblia, y estrictamente hablando, para que alguien sea considerado “apóstol de Jesucristo” debe cumplir al menos dos condiciones:

1-      Haber visto al Señor Resucitado (1 Corintios 9:1,  15:5-9).

2-      Haber sido comisionado o enviado directamente por el Señor Jesús (Mateo 10:1-4, Gálatas 1:1).

¿Es esto una realidad en el papado de la Iglesia Católica Romana? ¡No!

¿Es esto una realidad en los nombrados “apóstoles” de algunas iglesias evangélicas? ¡Por supuesto que no! El ministerio apostólico cumplió su propósito de fundamentar a la iglesia en sus comienzos (Efesios 2:20) y de recibir la revelación directa de la palabra de Dios, cuando aún no se tenía la Biblia completa (Efesios 3:5, Judas 1:17, 2 Pedro 1:19-21).

¿Qué sucedía en la Iglesia en tiempos de Lutero? 

-La Máxima e infalible autoridad era el papa y solo él podía interpretar y establecer la doctrina que se debía creer, aunque no estuvieran en la Biblia. Había una jerarquía inquebrantable a la que debían someterse todos sin excepción, sino podían hasta perder la vida.

-La biblia era solamente para el clero, las personas comunes no tenían acceso. Por esa razón podían engañarlos y decir cualquier cosa, porque la gente no tenía acceso a la norma perfecta para saber si algo era verdad o no.

-La mayoría de los líderes religiosos se habían corrompido, vivían en inmoralidad y daban rienda suelta a sus pasiones. Pero le exigían al pueblo y ponían sobre ellos cargas que ni ellos mismos podían llevar, hacían lo mismo que Jesús les señaló a los Fariseos, eran religiosos por fuera, pero estaban podridos por dentro,

-Se estaba construyendo la Basílica de San Pedro y gran parte de la recaudación de dinero se hizo por medio de la venta de indulgencias (indulgencia viene del latín “indulgentia”, que significa favor, remisión, gracia), en las cuales según una bula papal (que era un documento sellado por el papa), cuando alguien daba una moneda para la obra de Cristo un alma saltaba del purgatorio. Johann Tetzel decía “Antes que la moneda suene en el fondo de la caja un alma salta del purgatorio”

Esto fue lo que hizo estallar a Martin Lutero y por eso clavó sus 95 tesis en la puerta de la Iglesia de Wittenberg

¿Sólo los católicos han vendido indulgencias? ¡No!, esto es lo mismo que hacen hoy muchos falsos maestros al predicar el engaño del Evangelio de Prosperidad, donde le enseñan a la gente a “pactar con Dios” a  “sembrar una semilla” una ofrenda económica  que les garantiza que Dios les va a dar lo que están pidiendo, ¿qué es eso? Es la misma venta de indulgencias, es querer comprar el favor de Dios con dinero. Las bendiciones Dios nos las da por que nos ama, porque es parte de su naturaleza bondadosa.  

Es cierto que algunas bendiciones están condicionadas a nuestra fe y obediencia a sus mandamientos, pero nunca caigamos en el error de pensar que “haciendo esto o lo otro” me estoy haciendo merecedor del favor de Dios, porque entonces estaremos reduciendo las bendiciones que recibimos a una transacción en la que “yo le doy esto a Dios” y entonces “él tiene que darme esto otro”.

Hay muchas personas que piensan que Dios les bendice debido a que ellos “hacen algo o le dan algo a Dios”, algunos piensan que es porque se congregan y no se pierden ningún culto, porque ayunan, porque sirven en algún ministerio o porque dan el diezmo de todos sus ingresos… todas esas cosas son buenas, pero nuestra motivación al hacerlas debe ser nuestro amor y gratitud hacia a Dios y no el miedo a que Dios deje de bendecirme.

La Biblia enseña, que es  por medio de Jesucristo que nosotros hemos recibido “Toda bendición espiritual”, así que todo acto bondadoso del Padre hacia a nosotros es por causa de Cristo, no por lo que nosotros hacemos por él.

Efesios 1:3-6

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

Los 5 “solas” de la reforma

1.       “Sola Scriptura” Solamente la Escritura.

Esta declaración afirma la doctrina de que sólo Biblia, al ser inspirada por Dios, es la máxima fuente de autoridad en asuntos de fe y de vida para el creyente. Descartando la tradición (la cual puede ser manipula), la experiencia personal (la cual es subjetiva y no es confiable) y cualquier otro libro por muy bueno que sea, pero que carece de la autoridad divina.   2 Timoteo 3:16

¿Cómo puedo saber si algo es verdad o si proviene de Dios? Solamente por medio de la Biblia, ella es nuestra vara para medir si algo cumple el standard establecido por Dios o no.

¿Valora usted el hecho de que hoy podamos tener acceso a la palabra de Dios? ¿Cuando fue la última vez que escuchó la voz de Dios por medio de las escrituras?

2.       “Sola Gratia” Salvación solamente por Gracia.

Efesios 2:8  Porque por gracia sois salvos…

La gracia es el favor de Dios hacia el pecador que no lo merece, ni lo puede comprar.

Con esta declaración se afirma  la doctrina bíblica de que la salvación es un acto gratuito ofrecido por Dios hacia los hombres, por medio de la fe en Jesús. Es imposible comprar, ganar o merecer nuestra entrada al cielo… ¡somos salvos por gracia! ¡Aún lasbendicione que recibimos, son producto de la gracia divina!

 

3.       “Sola Fide” Salvación solamente por fe.

Efesios 2:8  Porque por gracia sois salvos por medio de la fe…

Con esta declaración se afirma  lo que la biblia dice en cuanto a nuestra justificación,  que es por gracia solamente a través de la sola fe en Jesucristo únicamente. La fe es lo único que Dios no considera como “obra humana”, porque es producto del accionar  del Espíritu Santo en el corazón y voluntad del inconverso.

Romanos 3:28    28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

Gálatas 2:16  16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

 

4.       “Solus Christus” Salvación solamente en Cristo.

La biblia es clara al afirmar que el único medio para llegar a Dios es atreves de nuestra fe en la persona y obra de Cristo. De eso trata el evangelio, es la buena noticia de que Jesús hizo lo que yo no puedo hacer… el pagó la deuda de mi pecado muriendo en la cruz y resucitando al tercer día… Por mucho que la tradición quiera agregar la intercesión  o lo méritos de  María y de los santos para la salvación de las personas, la biblia afirma que  nadie llega al Padre sino es por medio de Jesús.

Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Hechos 4:11-12  11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

 

5.       “Soli Deo Gloria” Solo a Dios la gloria

La Savación del ser humano fue planeada y ejecutada por Dios mismo (por medio del sacrificio perfecto, Jesucristo), de tal manera que la Gloria le pertenece sólo a él y a nadie más. Todo lo que somos, lo podemos hacer, lo que hemos logrado, es gracias al amor de nuestro Dios... aún las coronas que pudieramos ganar producto de nuestra entrega y servicio, al final serán nuestras ofrendas al único digno de gloria y honra, Jesucristo nuestro salvador.

 

Efesios 1: 5-6  en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

12a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.



[1] Alemania

[2] gotquestions.org,  Reforma protestante

Cuadro de texto: 30-10-2016


Back to Top